jueves, 8 de enero de 2015

Hace tiempo alguien me dijo, “Cariño, el problema es que la mayoría de las veces no somos valientes” y que razón tenía aquella persona. La vida te pone a prueba millones de veces a lo largo de tu vida y no vale con dar un paso atrás.
¿Sabéis la cantidad de cosas que perdemos por miedo a perder? Creo que si las apuntásemos y algún día nos parasemos a leerlas nos asustaríamos. A menudo tenemos la sensación de saber el final de algo que aun ni ha empezado, pero… ¿y si nos atrevemos a cambiar ese final? ¿y si de verdad es lo que debemos hacer?                                             La vida cruza caminos, pero solo tu decides si detenerte o seguir adelante, solo tu decides ser valiente o no. Creo que nadie nace con un libro debajo del brazo el cual te enseña a vivir,  consiste en estrellarse una y otra vez hasta que de verdad seas capaz de estrellarte pero bien, de estas veces que te estrellas con una sonrisa y piensas: ha merecido la pena ser valiente.